A mediados del siglo pasado en un terreno árido y polvoso, un grupo de jóvenes entusiastas regaron la tierra con sudor y entusiasmo para que fructificara en un campo deportivo donde hoy se forman los atletas universitarios que con su entrega honran los colores de la Universidad Autónoma del Estado de México, ícono indiscutible de la Ciudad de Toluca y del Estado.

La historia se comenzó a escribir en el primer partido que los Potros jugaron frente a Chapingo, aunque el equipo universitario se formó poco tiempo atrás, en el año de 1958, el cuartel de policía se encontraba frente al edificio de Rectoría de la recién estrenada Universidad Autónoma del Estado de México...